Buscar
  • Susan Verdiguel Anzures

LA DIVERSIDAD CULTURAL: UNA VARIABLE PARA EL PRESENTE DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

¿Debe la Inteligencia Artificial abrazar la diversidad cultural si el humano aún se resiste a hacerlo?

La diversidad cultural puede contribuir al desarrollo sostenible para que las comunidades, los individuos y los países puedan prepararse para un futuro más prospero. La sabiduría ancestral que conserva cada cultura alrededor del mundo contiene conocimiento y filosofía que puede ayudar a resolver de manera más creativa y con perspectiva los problemas del presente. La conservación de las tradiciones, las costumbres, los rituales, el conocimiento, son verticales que se deben de abordar con respeto y empatía para la conversación de la diversidad y tecnología, que esta primera nos hace único como humanidad, es lo que nos hace diferentes y racionales a comparación de los animales y lo que contribuye a que tengamos conciencia a diferencia de las máquinas.

La importancia de la diversidad no solo recae en la etnia, religión o cultura, sino también en la comprensión mutua del respeto, solidaridad, empatía y cooperación entre los seres humanos unos a otros. En los últimos años han surgido áreas emergentes de la Inteligencia Artificial (IA) y se ha puesto en debate sobre la importancia de desarrollar marcos éticos y responsables para un manejo justo que no perjudique y viole los derechos humanos. Sin embargo, sabemos que históricamente, el ser humano está sesgado por idealismos de poder, idealismos de conquista hasta idealismos de imperialismo -que se basan en ideas de superioridad y aplicando prácticas de dominación, que hasta hoy en día ha llevado a la extensión de la autoridad y el control de comunidades y países poderosos sobre comunidades o países vulnerables.

También se ha visto cómo los sistemas de IA están sesgados discriminado, ignorado, descartado y hasta perjudicado a personas con diferente etnia, cultura, religión, género, raza, entre otras variables. Cuál es la verdadera situación detrás de todos estos problemas que la IA esta generando, la preocupación hasta ahora ha sido el que esta tecnología solo esta replicando los patrones de los seres humanos de generaciones que nos han llevado a conflictos bélicos, guerras, explotación de los recursos, extinción de culturas, y más problemas a lo largo de nuestra historia. Y es que no es que la IA en este momento cuente con conciencia propia y determine que es bueno y que es malo con su propio criterio, si no solo esta solo sigue las instrucciones dadas por los seres humanos.

Existe una enorme diferencia entre los seres humanos y las máquinas, la diversidad del ser humano en cuanto su pensamiento y percepción de ver la realidad repercute en la curiosidad de querer explorar e ir más allá. Si bien es cierto, la realidad de unos no es la misma realidad para otros; ser empáticos con el de enfrente o con el de alado puede evitarnos muchos problemas al desarrollar nuevas tecnologías. La IA no está afectando a todos por igual, a unos los está beneficiando mucho más que a otros; y a otros cuantos dentro de un grupo selectivo los está llevando a tener un control en la era moderna de Imperialismo Digital.

Nos estamos dando cuenta que la IA está resaltando más las desigualdades sociales, está decidiendo quién puede tener acceso a oportunidades, que tipo de conocimiento e información podemos encontrar, qué ver, qué hacer, qué comprar y qué decisiones tomar. A través del control de la información mundial, este ineluctable declive está trabajando como la arma económica central del futuro (tan poderosa como el átomo o el petróleo): la información, ya que la economía mundial del futuro estará cada vez más centrada en torno a grandes potencias como Internet y corporaciones mundiales que se centran en el despliegue de IA.

El auge de las Tecnologías Emergentes como la IA vienen a brindarnos nuevas herramientas y oportunidades para poder resolver problemas complejos que el ser humano por sí mismo le tomaría mucho tiempo en poder hacerlo. Y bien es cierto, que se ha visto una desigualdad social histórica en las oportunidades y el acceso a las nuevas tecnologías que diferencian del Norte Global al Sur Global. La desigualdad en cuanto a diversidad cultural entre quién está en la conversación del desarrollo y las decisiones de esta tecnología es una brecha que cuando nos demos cuenta tardará muchos años en poder cerrarla.

Así como la diversidad cultural es importante para el desarrollo sostenible del planeta, también lo es en el desarrollo de la Inteligencia Artificial, esta no es una variable a ignorar en la ecuación; al contrario es una variable de las más importantes para encontrar un punto de partida equitativo, justo y con perspectiva. La cooperación entre culturas podría enriquecer las oportunidades y encontrar soluciones a los retos que nos enfrentamos hoy en día con la IA. Es uno de los retos más importantes y grandes a trabajar detrás del desarrollo y aplicación de los sistemas inteligentes, no es sencillo poner a todas las culturas, etnias, razas, perspectivas, conocimiento y filosofías a debatir cómo la IA debe funcionar. Sin embargo, la solución tampoco es tomar ventaja de la vulnerabilidad y falta de apertura entre los países con economías emergentes y las economías maduras.

El ser humano es muy controversial, su vulnerabilidad es una de sus más grandes desafíos durante su camino en la vida. No mostrar nuestra vulnerabilidad que nos caracteriza como raza, para abrazar la diversidad que nos hace un ente con conciencia, nos limita a creernos dueños y aprovecharnos de los que no tienen los recursos necesarios para tener un lugar en la mesa. El ser humano por naturaleza tiene miedo a lo desconocido y también tiene miedo a que otros puedan mostrarse más fuertes o inteligentes. Sin embargo, entendamos que vivimos en una sociedad en donde para prosperar nos necesitamos unos de otros. Las decisiones que encaminan el futuro de la humanidad bien puede solo estar en manos de unos cuantos, pero no si no existe la cooperación entre la diversidad y la inclusión entre culturas, tenemos el camino seguro a la división de oportunidades y ser controlados por un grupo selectivo de personas, solo por el lugar o región en donde nacimos.

El poder de la decisión de cambiar el rumbo y el futuro que queremos esta en nuestras manos, el momento de tomar acción es hoy. Lo mayoría de los conflictos tienen una dimensión cultural, superar la división entre culturas es urgente y necesario para el desarrollo y calidad de vida, sin embargo las diferencias incorporan un potencial positivo, ya que son el medio por el cual se complementan unos seres humanos a otros para crear un entorno tanto natural como social para prosperar (ONU 2018). La interculturalidad es la interacción de dos o más culturas en un modo horizontal y sinérgico; esto supone que ninguno de los conjuntos se considera por encima del otro.

Detrás de la creación de IA se necesita de esa diversidad lingüística, de conocimiento, de creencias, de prácticas, de participación de las diferentes culturas, todos los componentes esenciales del desarrollo económico y social, pero también la diversidad de género, raza, etnia, preferencia sexual, edad, discapacidad esto con la finalidad de poder resolver problemas en contextos amplios y transdisciplinarios maximizar las habilidades y el potencial de esta tecnología.

33 vistas0 comentarios
Enlaces
Síguenos
  • LinkedIn - GENIA
  • YouTube - GENIA
  • Instagram - GENIA
  • Twitter - GENIA
  • Facebook - GENIA